La secretaria

Seguimos sin hablarnos. ¿De verdad cree que tengo un lío con la secretaria? Tonterías, yo nunca le haría eso. Aunque la secretaria es una mujer muy… Ahora que me fijo, sí, es guapa. Me encanta esa faldita gris peligrosamente corta y ese botón a la altura del canalillo a punto de saltar… ¿Qué tenía que hacer hoy? Ni me acuerdo ya de en qué consiste mi trabajo. Soy el jefe, creo. ¿Lo soy? Sí, lo soy… Yo mando. Ella tiene que obedecerme.

Interesante…

La llamo y viene sonriendo y contoneando sus voluptuosas caderas y el abundante pecho. ¿Que qué quiero? No sé, no me acuerdo. Con esa voz melosa que tiene es imposible acordarse…

Consigo sosegarme y dejar de mirar ese botón agonizante. Carraspeo.

–          Está usted despedida.

 

(Espero que os haya gustado. ¡Mañana más! ^^)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s