Yo hice teatro

Mucha gente no sabe que yo hice teatro. Otros sí…. Bueno, yo hice teatro. Y me gustaba mucho. Más que nada en aquella época. Hablamos de una época feliz en que iba al instituto y era una joven indecisa y aplicada que estudiaba ciencias para no cerrarme puertas, mas que en los recreos luchaba con mi mejor amiga de aquel entonces, espada de plástico en mano, defendiendo nuestro honor de piratas (ese honor rompió muchas espadas de los chinos), por las clases, los pasillos, sobre las mesas y debajo de ellas. Hablamos de cuando yo participé en una obra de aventuras y protagonicé el mejor villano de la historia: el capitán Barbacoa… sí, lo sé, el nombre chirría. No vamos a discutir el nombre, porque si empezamos no acabamos. Pero lo importante es que actuar no se me daba mal, representé notablemente bien el papel de capitán pequeñito, mandón pero inteligente y con un negro sentido del humor, que ama, sobre todo, buscar  tesoros y amenazar (que no matar, ya saben, por eso de “recomendada para todos los públicos”) a sus enemigos… esperen ¿de verdad interpretaba? Y si lo hacía ¿era Barbacoa o Napoleón Bonaparte? Lo importante tampoco es eso… lo importante es… En realidad no sé por qué he empezado a escribir esto… ¡Ah sí! Teatro. Hice teatro. Aquel año y el siguiente fueron los más gloriosos de mi fugaz carrera. Después, el autor – otro chico que estaba en el grupo – terminó sus estudios en el instituto y empezó la universidad, y nos dejó apocados ante la idea de que sin él no éramos nada. Obviamente todo se puede poner en duda. Pero tampoco lo intentamos demasiado. El caso es que entre alguno de los proyectos posteriores y malogrados, estuvo cierto collage de musicales, en el cual yo interpretaba varios papeles. Uno de ellos era… no lo recuerdo, quizá no quiero recordarlo. No obstante, una de las escenas que íbamos a incluir en el collage era esta maravillosa canción de la película Chicago, película que por cierto nunca me gustó. Cada vez que oigo esta canción (y digo oigo, porque si la veo ya no hay palabras) se me pone la piel de gallina y los pelos de punta (que una cosa sigue a la otra) y no puedo evitar pensar en aquella época en que yo hice teatro.

También hice teatro en la universidad. Pero eso lo dejamos para otro día.

Un comentario sobre “Yo hice teatro

  1. El teatro…
    hay que ver como marca a las personas. Y yo que empecé a hacer teatro por obligacion y al cabo de dos dias continué con entusiasmo…
    Y eso que no se puede decir que fuera un gran actor. Sólo obtuve el papel protagonista en una ocasion, pero todos (incluidos los profesores que no me conocian) dijeron que fue una maravilla. Despues de eso se ve que no levanté cabeza XD.
    El teatro, que gran invento del hombre. El más importante despues del fuego.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s