Espejo, espejito mágico

Espejo, espejito mágico
ábrete a mí, expón tu magia
y de tu mundo mis ganas sacia
que el mío es harto trágico.

Abre tus puertas sin pomos
a medias verdades y sombras,
donde escondida sentido cobra
la mentira que llevo a hombros.

Quiero té, quiero conejos,
quiero relojes que nunca paran
y que, sin parar, nunca avanzan,
quiero locos y sombreros.

Quiero ríos de calabaza,
naranja y amarillo de flores
silvestres, en la verdura soles
que alumbran y arden cual llama.

Dame una escalera sin peldaños
que ni arriba, ni abajo vaya.
Dame caídas que nunca acaban.
Dame por un minuto, años.

Ábreme tus puertas
a mundos por imaginación creados,
por gente no gobernados
libre de convenciones y cadenas.

5 comentarios sobre “Espejo, espejito mágico

  1. A mí me ha gustado todo! Pero quería decirte que las puertas del espejito mágico no hace falta que se te abran a un mundo de fantasía, ya tienes todo un mundo increíble en tu interior, solo tienes que dejarlo salir…

    Voy a aprender a valorar mejor tus poesías (porque es tuya, no? ;)) Que al final me acabará gustando y todo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s