Sin límites

En mis tiempos de convalecencia hago cosas varias entre las que impera dormir. Le sigue de cerca ver series, leer y ver pelis. Ya sé que series y pelis conlleva el mismo acto – estar frente a mi pantallita querida viendo una ficción que se de desarrolla más o menos complejamente. Me da igual. El orden es el que es.

Ayer, después de estar leyendo laaargo rato un maravilloso libro de cuya adaptación televisiva y protagonista me prendé (North and South, de Elisabeth Gaskell), decidí que no me apetecía pensar más de lo necesario y me puse la peli de turno. La afortunada fue Sin límites (Limitless en inglés, que suena mejor). Ahora viene mi impresión de la peli, para lo cual utilizaré la expresión harto conocida de Janice, la exnovia de Chandler (Friends): ¡Ooooh, Diooos miiío!

Sí, para tanto es. O quizá no, pero a mí me encantó. El planteamiento es bastante original – tener acceso a una droga que potencia ilimitadamente las capacidades del cerebro -, si bien los hechos que se suceden de este van siendo previsibles. Pero el sexy actor Bradley Cooper, conocido por películas como Resacón en las Vegas (Hangover) y Equipo A, me sorprendió positivamente. Además, que verlo embuchado en trajes caros o sin ellos es un aliciente. Pero dejándo de lado mis opiniones fisiólogicas, diré que la peli merece verse. No me voy a cansar en hablar más del argumento, pues en el trailer se deja ver bastante bien. El final… ya opinareis vosotros.

Buenos días sean dados. Me voy a la calle después de dos días de reclusión ^_^.

Un comentario sobre “Sin límites

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s