Impresiones sobre un simposio

El simposio este de teatro que está habiendo en mi facultad (http://parnaseo.uv.es/Ars/stichomythia/congreso_stichomythia/objetivos_simposio.html) está siendo una experiencia genial… poco importa que me sienta pequeña e ignorante rodeada de tanta gente grande y con una larga (o no tan larga, pero igualmente respetable) experiencia.

Lo bueno de estas cosas es que escuchas a mucha gente distinta dando sus puntos de vista e investigación variados y abres los horizontes de tus propias perspectivas. Y esto, amigos, es fundamental para entender el mundo y para crear otros mundos.

Mi obligación es decir que debería haber más oportunidades como estas para que los estudiantes tomen contacto con la realidad desde las subjetividades de tantos y tan variados profesionales que ocupan distintos ámbitos de esta misma realidad, que es no solo el teatro, sino la sociedad y la cultura.

Y sin embargo no puedo hacerlo después de ver la triste recepción por parte de los estudiantes que ha tenido. Decepcionante, como poco. La única gente de mi edad que había por allí eran los estudiantes de la ESAD que han aparecido en tropel e inesperadamente y que han dejado en evidencia a los estudiantes de la Universitat de València… esos que no han ido.

No pretendo ir de guay, ni juzgar a la gente, ni nada de eso. Simplemente me choca y me entristece. Quizá es cierto que no ha habido demasiada publicidad del evento, no publicidad propiamente dicha, de cartelitos y tal, pero el boca a boca sí que ha funcionado, porque así es como llegó a mi conocimiento. Quizá es simplemente que la gente no valora oportunidades como esta para aprender de gente de otras universidades, de dramaturgos y actores que, de otro modo, sería muy difícil conocer. Quizá es que los estudiantes estamos tan obsesionados con los créditos y con aprobar los exámenes – como las universidades con fomentar estudios científicos y “pragmáticos” sobre los humanísticos, todo hay que decirlo – que hemos olvidado que el propósito de base de la universidad – en teoría, siempre en teoría – es aprender.

Prefiero no pensar demasiado en eso y centrarme en lo positivo: pensar en lo que he aprendido y lo que me ha quedado de la experiencia.

Lo demás se me escapa.

5 comentarios sobre “Impresiones sobre un simposio

  1. Buena mujer… unas cosillas que deberías tener en cuenta… el boca-oído no ha llegado a mucha gente, porque nosotras nos enteramos ayer por ti, cuando ya iba a finalizar. Eso no excusa que aún así no me llame demasiado la atención, es cierto, ahí tienes razón. Pero creo que también olvidas que los primeros que no ayudan a aprender, y que solo quieren meternos un montón de teoría para que la empollemos, la soltemos en el examen y darnos los créditos, sin pensar en lo que estamos estudiando y sin entenderlo realmente, son las propias universidades. Algunos profesores ponen mucho empeño en cambiar eso, pero no es suficiente porque predominan los que no lo hacen. Con esa situación es normal que se nos quiten las ganas de aprender más allá de lo que entra en el examen… Aunque como tu bien has dicho, el propósito de la universidad “en teoría” es aprender.ten

    Me gusta

    1. jajajaja, era el principio de un “ten un zas en toda la boca”! XDD

      Coincido en la gran parte de lo que dices, que no hay buena divulgación sobre esas cosas y ayer Catyna me recalcaba que posiblemente a mucha gente no le llame la atención tanto como a mí un congreso (sea o no de teatro). También coincido en que existe una gran responsabilidad de lo que pasa en los profesores, y a excepción de unos casos contados los profesores no ayudan en ese sentido… Pero también creo que si pretendemos mejorar la negación intelectual, el conformismo, la parsimonia e indolencia a que nos someten, la cosa debería nacer en algún modo de nosotros y no echar siempre las culpas a los demás. Aunque sea solo para dar por saco de decir: “tú me dices que sea tonto, pues yo quiero ser listo y aprender, solo para dar por saco.” Empezar nosotros mismos a cambiar las cosas que nos mosquean.

      Igual que cuando hablamos de educación todos (¡todos!) nos quejamos, pero nadie hace nada pensando quizá que en realidad la cuestión no va con todos (con nosotros), sino solo con los pocos que tienen el poder político o administrativo.

      No quiero enrollarme más, ya digo que coincido con algunas cosas de las que dices, pero eso no quita la pena que me da.

      Me gusta

  2. La verdad es que tienes razón en la mayoría de cosas, pero aún así hay algo que no me termina de convencer, y es que realmente, es cierto que debería nacer más de nosotros y no echar la culpa a los demás, como también es cierto que nos quejamos mucho y hacemos poco…pero cómo vamos a hacer más cuándo realmente nada nos motiva? Porque yo al menos, no encuentro motivación para muchas cosas. Es cierto lo que dice Caty de que a cada uno le interesa una cosa, hay gente que no le gustan tanto los congresos como a ti, pero es que no es solamente eso, sino que hay más cosas de donde se pueden aprender, y no lo hacemos; y en ese sentido estoy contigo. Además, es lo que dije antes, en nuestras pocas ganas de aprender influye mucho el hecho de que solamente nos exigen aprobar una serie de exámenes sin cuestionarnos nada más, y no nos dejan mucho tiempo para interesarnos por nuestra cuenta.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s