Tardes de verano

Pasar apacible y pausadamente el rato

sintiendo los sentidos sensualmente estimulados

por la brisa suave y el sol cálido

a la sombra de un árbol

y los sonidos suaves de un parque cualquiera

en el que te has sentado.

Participar en un presente perfecto, ajena

a un pasado y futuro imperfectos.

Así, así son y deberían ser siempre las tardes de verano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s