El sueño

Durante la primera ola del virus este, durante el primer confinamiento, tras el inicial momento de shock y desespero de ver mis planes truncados y mi vida yendo a la deriva, llegué a un estado de paz que duró muchas semanas.

Luego llegó el desquicio, pero antes de eso escribí este poema que os traigo. Espero que os guste.

El sueño

La calma. El silencio.

Las mañanas lentas

de café y prensa,

Las noches preparando la cena

con tranquilidad y esmero,

Terminar el día viendo

el atardecer o leyendo.

Un día te percatas:

eso que sientes adentro

es bienestar, es sosiego

a causa de la pausa

forzada del ritmo frenético

a que tú y el mundo

os habéis visto expuestos.

Un día te levantas

consciente de que el sueño

terminará en cualquier momento.

Mas reacio a renunciar

a la dulce realidad

con que te ha obsequiado el astro,

cierras los ojos, temeroso,

en un vano intento

de prorrogar el regalo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s