Jardín cerrado

Jardín cerrado, inundación de olores fuente sellada, cristalina y pura; inexpugnable torre, do, segura de asaltos, goza el alma sus amores; intactas guardas tus hermosas flores; matas la sed, destierras la secura; ostentas majestad, y desa altura penden trofeos siempre vencedores. El verdor tuyo nunca el lustre pierde, ni se enturbia el candor de tuSigue leyendo «Jardín cerrado»