Diario de una profesora interina – V

De vez en cuando, entre porción de teorías soporíferas y demandas inútiles de atención, hago cositas interesantes con los alumnos. El otro día les puse el reto de escribir un relatillo inspirado en el de Julio Cortázar “Instrucciones para llorar”. Como se ha de predicar con el ejemplo, yo también me puse a escribir algo.Sigue leyendo «Diario de una profesora interina – V»